Lesiones más Comunes del Día de Acción de Gracias

El Día de Acción de Gracias (Thanksgiving) es uno de los días festivos más significativos en los EE.UU., solo superado, quizás, por la Navidad. Es un momento para la familia, la comida, las festividades y, por supuesto, dar gracias por todo.

También le sucede a unas vacaciones con una de las tasas más altas de accidentes y lesiones durante todo el año. Mientras usted disfruta de su Thanksgiving este año, aquí le ofrecemos algunos consejos de seguridad para ayudarle a disfrutar de una siesta inducida por el pavo, y no un viaje inesperado a la sala de emergencias.

Seguridad en la Carretera

Si bien el Thanksgiving no es el día de viaje más peligroso del año, el día anterior al Día de Acción de Gracias definitivamente gana un lugar en los diez peores días para viajar. Si usted viaja para ver a amigos y familiares este año, intente ir varios días antes, como en el lunes o martes, por ejemplo.

Tenga en cuenta que las aerolíneas tendrán un recargo en los vuelos durante esta época del año. Planee en consecuencia para el tráfico pesado y caro!

Seguridad en la Cocina

Seamos honestos. La mayoría de nosotros no intentamos preparar un banquete de diez platos hasta que llegue el Thanksgiving, y luego nos ponemos el gorro del chef y intentamos de hacer malabares para cocinar varios platos en la misma vez. Si cae en esa categoría, solo tenga en cuenta que el Thanksgiving es el día número uno para los incendios caseros informados en los EE.UU.

También es el día en que se hacen muchos viajes al ER por lesiones con cuchillos en la cocina. Para evitar ser parte de esa estadística, no intentes cocinar demasiadas cosas a la vez. Esto puede llevarle a olvidarse de las cosas en el horno.

El pavo, por supuesto, es la joya de la corona de cualquier fiesta de Thanksgiving. Pero es importante recordar que los pavos deben descongelarse correctamente unos días antes y luego cocinarlos inmediatamente una vez que se descongelan.

El interior de un pavo debe alcanzar al menos 165 grados antes de retirarlo del horno. Un buen termómetro de sonda puede ayudarle a determinar por cuánto tiempo debe cocinar su pavo. Si usa una freidora en lugar de un horno, recuerde usar precauciones de seguridad con aceite caliente: use gafas y ropa protectoras, y mantenga a los niños y las mascotas alejados de las superficies calientes.

Por último, toda la comida debe empaquetarse en recipientes separados y almacenarse en el refrigerador a más tardar dos horas después de servir. Evite empaquetar diferentes alimentos juntos en el mismo recipiente, ya que esto puede causar contaminación cruzada si uno de esos alimentos se estropea. Coma todas las sobras en un plazo de tres días o mueva los recipientes al congelador para evitar la intoxicación alimentaria.

Algunos Recordatorios Finales

Si bien las reuniones familiares pueden ser ocasiones maravillosas llenas de risas y amor, también pueden provocar accidentes cuando muchas personas se congregan para celebrar. Si su familia decide jugar un partido de fútbol en el patio trasero después de comer, por ejemplo, asegúrese de jugar de manera segura para evitar lesiones.

Si los miembros de su grupo están bebiendo alcohol, debe asegurarse de que nadie maneje borracho a casa. Prepárese para ofrecerles un lugar para dormir durante la noche para asegurarse de que nadie se ponga al volante intoxicado. Al prepararse para lo peor, puede aprovechar al máximo sus vacaciones.

Si usted se lesiona en esta temporada festiva debido a la negligencia de otra persona, es posible que tenga derecho a una compensación. Nos encantaría ayudarle a recibir la compensación que merece. Llámenos en cualquier momento, incluso el Thanksgiving, para obtener más información sobre cómo nuestro equipo de abogados expertos en lesiones por accidentes puede ayudarle en esta temporada de fiestas.